Sábado 29 de Marzo, Florida 135.
 
 
 
 
CRISTIAN VARELA w/ Pablo Guadalupe (4h. set)
Quienes se preguntaran dónde estaba Pablo Guadalupe, el percusionista habitual en las sesiones de Cristian Varela, aquí tienen la respuesta: esperando el mejor momento para regresar a Florida135. Este equipo mágico del ritmo tribal inundará Florida135 de house caliente para que te muevas a gusto.
 
  Fecha:  29/03/2008
Hora:  23.30h.
Lugar:  Florida135
  Sotet 2, 2º B22520
  Fraga
Precio:  13 ant / 13 web / 15 taq

 

—————————————————————-

 

Varela y Guadalupe se reúnen

Los más nostálgicos de la edad dorada de Cristian Varela recuerdan con cariño aquellos sets en los que el maestro madrileño compartía el escenario con su amigo Pablo Guadalupe. Era a principios de esta década: Varela, el DJ técnico por antonomasia y el rey del techno tribal, hacía su particular ‘más difícil todavía’ pinchando sets maratonianos a tres platos y con un percusionista a su lado que redoblaba todos los bombos –de por sí ya muy tribales y poderosos– que salían de sus vinilos. Se trataba de un ejercició de improvisación a propósito del ritmo que no siempre les salía redondo a Varela y Guadalupe, pero que siempre daba muchos momentos de voltaje máximo. En aquellos días, Varela tenía la mejor colección de España de techno tribal, y Guadalupe le pegaba con arte a los bongos: no podía salir nada malo de esa unión.
Después, cada uno siguió su camino. Había que moverse, avanzar en sus respectivos lenguajes musicales, y al apartarse Varela de la rama más tribal y percusiva del techno y el house no había espacio para percusión en vivo. Recordarán los fans del madrileño que hubo un momento en el que cambió de maleta, comenzó a virar hacia el electrohouse, pero si hubo algo que Varela no perdió fue el instinto para leer la pista y el gusto por el bombo. Sólo que con el advenimiento del minimal y corrientes paralelas el bombo se transformó, adoptó nuevas formas, y no ha sido hasta hace poco –gracias a producciones de Guido Schneider, Audion, Ricardo Villalobos, André Galluzzi y demás productores– cuando lo tribal ha vuelto a tomar fuerza, y en paralelo se ha reactivado un techno duro con un sonido más moderno. Con todo esto Varela ha renovado la maleta y el horizonte artístico, y en cierto modo vuelve a ser el de siempre: enérgico y técnico, y con un despliegue de percusión encomiable. Por tanto, era también el momento de buscar otra vez la complicidad de Pablo Guadalupe.
En Florida135, Cristian y Pablo vuelven a reunirse, y será en un set muy especial que durarán cuatro horas y en el que no pararán ni un segundo en aporrear los tambores y los platos. Cuatro horas de éxtasis rítmico que los muy varelianos sabrán agradecer. Vuelve la magia tribal.

Anuncios